Los colchones viscoelásticos están formados por dos capas. La superior que está formada por material viscoelástico, sobre la cual descansa el cuerpo y la capa inferior formada por Fly-Vex, HR-35, ELC-35 (Eliocel) o 100% látex (según modelos). Esta capa inferior es la que se encarga de dar la firmeza necesaria al conjunto. El material viscoelástico tiene memoria inteligente, digamos que tendría incontables zonas de descanso, no quedando ninguna zona del cuerpo sin apoyo.

Mostrando 1–12 de 21 resultados

El material viscoelástico se desarrolló por la NASA con unas propiedades únicas e innovadoras para aliviar la presión del cuerpo. Este tipo de material sintético nace como resultado directo del programa espacial en los años sesenta, aunque fue a principios de los 90 cuando los investigadores lograron incorporar este material para uso doméstico.

Al tumbarse sobre un colchón viscoelástico, muchas personas tienen la sensación de estar "flotando" en el aire. Por ello es desaconsejable para las personas que sufren vértigo. El material viscoelástico se utiliza hoy día en muchos hospitales, incluso se podría decir que tiene un efecto curativo por el hecho de aliviar presión en zonas delicadas e inflamadas.